viernes, 19 de noviembre de 2010

Diario Delhirio · Capítulo 1: 61 bajo cero

Como viene siendo habitual en nuestros viajes, durante estos días en India fui llevando un 'diario de a bordo', el Diario Delhirio, donde anotamos momentos, impresiones y sentimientos. Es bastante extenso, serán seis capítulos que podréis ir viendo en los próximos días. Comenzamos.


· Capítulo 1: 61 bajo cero ·

4 de noviembre
de 2010
[13:30]

Catorce metros de ruedas me llevan del blanco y el azul al gris oscuro. Desde allí, dentro de dos días un avión me llevará al amarillo. ¿Lo será? Así lo imagino.

5 de noviembre de 2010
[01:50]

Mi versavice está jodido, pero sobrevivirá. Siempre lo hace. Y no desea no hacerlo, es más fuerte que su propio corazón.
Me acuerdo de la peli 'La última noche'. Es mi última noche, mañana salgo para India con Guinda. Una semana. Naranjas de espejo me rodean. Me hipnotizo con el Hypnotize y duermo...

6 de noviembre de 2010
[17:30]
Aeropuerto Madrid Barajas, tren lanzadera T4-T4S. Se oye: "Cerrando puertas. Tren en marcha. Por favor, manténganse sentados y agarrados a las barras". Instantaneoinstintivamente Guinda y yo hacemos el mismo gesto.
[17:48]
-"¿Quesera, qué será, del quesero, qué será?"
[19:15]
Como un orgasmo controlado, el éxtasis del despegue. Apasionante. La geografía a base de puntitos luminosos. Aún podemos tener fe en la humanidad: las montañas no sabemos quién las hizo, pero esas luces, este avión, el ser humano.
[Hora inconcreta]
'Patatas Spudnuckers. Ingredientes: patatas, aceite de girasol, sal marina. Mantener en lugar fresco y seco, alejado de luces brillantes, ladrones de patatas y olores fuertes'.
[21:10, Londres]
-"¡¡Baigorri!! Ah, no, Bulgari..."
[Cielo nocturno / 1]
Bienvenidos a la vida moderna: cada asiento tiene una pantalla interactiva con acceso a películas, videojuegos y sobre todo mucha música. Mientras escribo esto: Three imaginary boys, de The Cure. En auriculares de acompañan Blondie, Nirvana, Bowie, Lady Gaga, The XX, Queen. Única pega: no hay Leonard Cohen. Por cierto, el mando de todo esto es también un teléfono.
[Cielo nocturno / 2]
La irrealidad flotante (nunca mejor dicho) de ir en una casa de metal estrecha hanging on the telephone con Rihanna y Ryan Reynolds sirviéndote la cena.

7 de noviembre de 2010
[Cielo sobre Uzbekistán]
Amanece en la nave y el paisaje no puede ser más espectacular. La grandeza del desierto. Nieve sobre las montañas de arena infinita. No me puedo creer donde estoy. Fuera hace 61 grados bajo cero y yo soy fuego por dentro. El mundo es real, no lo inventan la tele ni los ordenadores, existe, la inmensidad, la belleza, aquí abajo vive gente, y existe, y aquí abajo están en guerra, existe, menos mentiras, más contemplación, no somos nadie ante semejante espectáculo, y a la vez somos DIOS por estar aquí arriba, viendo esto desde el cielo, donde ningún neandertal soñó estar, la humanidad es un desastre maravilloso.
[11:20]
Aterrizando. La luz en India es más blanca que amarilla. Seco, vegetación seca a los bordes de la pista. Muchas mariposas. Un grupo de ¿buitres? volando en círculos. Y sobre todo niebla, muy densa, no se ve nada más allá de 300 metros. Al fin nos detenemos. Por la ventanilla veo que empiezan a descargar las maletas. Salimos del avión, salimos a Delhi.

Nieve en el desierto

(Continuará...)

5 comentarios:

Principinho dijo...

Salgo del mundo cuando entro en Delhi.

Muy rico este entrante del menú delhirante.

¡igo con hambre de más!

El Tabernero dijo...

Muy pocos consiguen esto que tu haces. Que quien lee imagine estar en ese avión, con esas patatas, etc. es algo realmente espectacular. Gracias.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Amigo David, quiero más!!!

Mª Ángeles Cuéllar dijo...

La calle no se calla. Hace más de 30 años que estuve allí y tu lectura me hace recordar lo que nunca escribí. ¡Menudo escritorazo estás hecho! ¿Para cuándo las fotos?

WYdaH dijo...

(...) : } Excelente .!.) ...} ·))