miércoles, 18 de marzo de 2009

Filosofía barata vol. 2: “Typically galician”

Esta tarde Iago me decía que le parece que poquito a poco Panda de Tolos va consiguiendo un pequeño "público", un grupito de gente que entra, lee, habla, ¡e incluso ve los cortos!
También me confesó lo que le está pasando últimamente: que anda bastante preocupadobsesionado por eso del qué dirán. Para los que no le conocéis, Iago escribe, pero ahora cuando escribe se obceca por las críticas que le puedan caer por sus poemas o sus textos, o por si la gente siquiera le comprenderá, y al final no escribe...

Y yo le digo que a la mierda la gente, que escriba lo que le salga, ya sean sus sentimientos en versos, o cosas más comprometidas con lo que está pasando en el mundo, con los problemas sociales. Lo que le salga, lo que sea, pero que no se calle, y menos por lo que piensen los demás, no jodas.
Porque que el mundo está muy jodido ya lo sabemos todos, pero venir a internet a llorar no lo arregla. Di o haz algo, pero no te quejes sin más. Por eso yo prefiero que los que entren aquí se entretengan, pasen un buen rato, y se evadan un poco de las hostias de la realidad, que esto no es el telenoticias. Habrá quien lo llame egoísmo, falta de sensibilidad, o de solidaridad. Habrá también quien lo llame infantilismo, falta de madurez, o que somos algo inocentes o soñadores. Y a lo mejor es todo eso como a lo mejor es todo lo contrario, y lo que hacen falta son más tolerías y menos comprometidosolidarios de pega.

Iago: siempre vas a tener a quien te critique, es más, te pueden llegar a odiar por mostrarte como eres y por decir lo que piensas. Vale, pues que te la pele descomunalmente. Porque por cada diez que te critiquen habrá uno que te querrá, y por ese uno merecerá la pena todo. Por un puto beso, por un puto abrazo, por un puto e-mail de “me emociona lo que dices, me gusta lo que haces”... eso se chimpa de un plumazo a todos los critiquienvidiosos.
Y es algo que nos supera, que es superior a todo. Pero te supera y a la vez te anima a seguir, cuando oyes esa vocecita dentro de tu cabeza que te dice “algo estás haciendo bien... no sé lo qué es pero algo debes estar haciendo bien... no cambies por nadie...”, eso te anima a seguir enseñándole al mundo tus c-r-e-a-c-i-o-n-e-s, que mejores o peores son lo que tú haces, lo que tú dices, lo que tú escribes, (de esto ya hablamos, ¿recuerdas?) y al que le guste bien y al que no internet es muy grande y la vida más.

Todo esto te sonará a creído o a subido, y nononono, para eso ya están otros, tú sabes que es todo lo contrario, que esto te lo escribo desde el fango.
Neno, que no vas a salir vivo, menos pose y más goce.
Espero volver a leerte a tope pronto.

Iago vive en la República del Principito.

6 comentarios:

- Iago Morais - dijo...

Te quiero, hijo de puta.

A ver ahora que opina la gente; y también me interesa saber qué opina la infragente.

Unha bicada!

El Tabernero dijo...

Hace tiempo leí en un blog una frase que resume perfectamente para qué se crearon los blogs (e Internet, que era algo más que porno):

-Es mi blog y me lo follo cuando quiero.

Angel Guinda dijo...

Venga, Iago, no me vale eso de que "cada uno con su trago". Si tú bebes, yo me embriago; si tú escribes, yo revivo. ¿Y la gente? ¿Qué es la gente? Viva la rebelión del yo.
Y tú a tu aire, como el Pelaire. Besazos como trallazos. Angel, la Guinda de tu corazón.

Doberka dijo...

Sabes, Iago, llevo viviendo en un barrio casi toda la vida. En mi barrio prácticamente nos conocemos todos y la presión de las críticas te puedo asegurar que es feroz, pero hace un tiempo que me lo paso todo por el forro...porque siempre he hecho las cosas lo mejor que he podido y he sabido, qué he conseguido...que me las den todas en el mismo lado y vivir siempre amargada. Ahora hago lo que me da la gana y escribo lo que me apetece: unas veces mi literatura resulta patética y otras...coño! no hay otras...de mo-men-to, pero aprendo, me equivoco, me esfuerzo, disfruto y sufro escribiendo, pero si consigo el mismo efecto en los que me leen, que alguno habrá, ya soy feliz. No soy perfecta, ni lo seré, porque soy humana igual que los demás y el que sea perfecto en esta tierra que tire la primera piedra. Ya sabes, Iago: a seguir...

Besos

Sara Fedrika dijo...

Me ha gustado lo que le escribes a Iago, incluso me lo aplico para mi.
Hay momentos en los que te vienes abajo. Nos da miedo no estar a la altura. Creo que debemos olvidarnos de lo alto que está el listón y divertirnos con los saltos.

Estoy con ese que dijo que a su blog se lo folla cuando quiere.
Hagamos lo que queremos en nuestros blogs, para eso están.

Besos para ambos.

gelescue dijo...

Te echo de menos como los demás. Sé que la primavera te sienta muy mal y que necesitas que te digamos que te queremos. A mí cuanto más radical te pones, más me gusta. Te recomiendo el chiste de el Roto de hoy en El País. Tú si estás en el camino.
Por cierto, David se está convirtiendo en un pequeño filosófo y en un gran cineasta.
Miles de besos.