viernes, 15 de octubre de 2010

San Bernardo sigue siendo nuestra casa

Cuando terminas el instituto, hay profesores a los que no vuelves a ver en la vida. A otros, los sigues viendo más que a tu familia.
Hay profesores a los que recuerdas con cariño. A otros, con odio. A otros no los recuerdas.
Hay profesores que te enseñan desde los apuntes y los libros. Otros desde el ejemplo.
Eso es lo que nos diste: ejemplo y cariño. Te identificaste con nosotros, casi tanto como nosotros contigo. Segunda madre que nunca tuvimos. Buscadora de referencias cuando nos creemos originales. Confidente de patatitas y cubatas. Descarnada generosidad impagable.
Muchas felicidades. Te queremos.

2 comentarios:

Principinho dijo...

Me sumo al sentimiento que plasma David con estas palabras; San Bernardo sigue siendo nuestra casa.

Ahora soy incapaz de pasar por Gran Vía, pararme delante del luminoso de Schweppes y no acordarme de que un poco más allá está mi casa.

Mª Ángeles Cuéllar dijo...

Agradecida y emocionada... Besos